28/12/2020

El genial personaje que interpretaba Paco León en Aída decía ser notario para ganar más prestigio social. La profesión de notario siempre ha sido una ocupación muy valorada por la sociedad, y no es para menos, pues se trata de un empleo al que se accede únicamente por vía oposición, demostrando una valía muy alta y superando unos exámenes durísimos.

Los notarios son funcionarios públicos cuya función es estar presentes ante la firma de documentos legales. Su presencia, y su firma, es imprescindible para dar validez a contratos legales. En la mayoría de casos suelen ser contratados por empresas privadas, pero también hay muchas situaciones de carácter institucional o público donde también es obligada la presencia de este experto.
 
¿Qué hace un notario?
 
Tener presente una notaria cerca de mi va a ayudarme a verificar que los documentos que le presento en caso de firmar un contrato donde su presencia es necesaria, son totalmente legales y verificables. Los notarios “dan fe” de que los documentos son los correctos y demandados por la ley para firmar ese contrato determinado.
 
En este sentido, los notarios no son jueces, sino que simplemente actúan como observadores y determinan que lo que se ha registrado en el contrato es conforme a ley. Ellos dan veracidad a ese documento.
 
Las funciones asignadas a los notarios pueden variar en función del país donde ejerzan, pero lo habitual es que sea así. En cualquier caso, y por la circunstancia de que en algunos territorios se acepta que esta profesión se practique de manera privada, no siendo así en el caso de España, no siempre tendremos que considerar a los notarios como funcionarios públicos.
 
Las funciones propias de los notarios
 
Más allá de validar documentos legales, como contratos entre empresas privadas, una tarea importante de estos profesionales y por las que es interesante tener una notaría cerca de mí, es por su labor de asesoramiento.
En cuestiones como los testamentos, solventar dudas sobre cuestiones de propiedad y, por extensión, cualquier documento legal, su conocimiento apegado a las leyes va a permitir que se ejecute un trámite más corto y ajustado a ley.
 
Con la certificación notarial, lo que hace este experto es revisar que una nueva versión más actualizada y transcrita de un documento original, concuerda correctamente con lo registrado en la versión original.
De este modo, ese documento ya actúa como aval ante procesos jurídicos y de carácter legal. La certificación, por tanto, es uno de esos escenarios donde se confirma de que el notario “da fe”, valida documentos para que puedan ser utilizados de manera oficial.
 
En ese escenario se mueven también los testimonios, que son réplicas de documentos oficiales realizadas por el propio notario y que van firmadas por él, con el sello de la notaría y la fecha de elaboración. Vemos una vez más que la labor de este profesional es ofrecer carácter oficial a documentos legales, para que puedan ser tratados posteriormente con ese estatus de legitimidad.
 
La copia certificada es otro de esos documentos con los que trabajan a menudo estos profesionales. De este modo, si formo parte de un consejo de administración, vivo en una comunidad de vecinos o pertenezco a un sindicato de trabajadores… o cualquier otra acción que implique la realización de actas, con la copia certificada lo que hacemos es validar ese acta a través de la firma de un notario.
 
De ahí la idoneidad de tener una notaria cerca de mi. La copia certificada demuestra que el calificado como tal es un documento que se ajusta a los parámetros legales. Una última situación a destacar, aunque hay más donde la presencia de los notarios es imprescindible, es el de la ratificación, que es cuando hay que validar que un documento escrito o un acta, para continuar con el ejemplo anterior, tiene una procedencia legítima, lo que ofrece soporte legal a toda esta situación.
 
¿Qué ventajas implica contratar un notario?
 
Con todas las acciones descritas, consultar o contratar un notario es interesante porque sirven de testigos, ofrecen soporte legal a contratos y documentos oficiales y, algo que es importante, evitan problemas jurídicos.
 
La mayoría de sus funciones se asocian a encontrar la mejor solución legal a situaciones que exigen ese requisito. En otros países donde estas tareas están asignadas a profesionales de carácter privado, o directamente no existe el servicio como tal, la consecuencia es un mayor colapso de los juzgados.
 
A nivel de empresa, pero también a nivel particular, contar con una notaria cerca de mi puede ser de gran ayuda, tanto por sus beneficios de carácter práctico como por su labor de asesoramiento total en cuestiones legales y jurídicas.

 

Fuente: madridpress.com

Next Post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Estoy de acuerdo con los terminos y condicciones de la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Login to your account below

Fill the forms bellow to register

Retrieve your password

Please enter your username or email address to reset your password.